El blanqueamiento dental es un tratamiento estético mediante el cual se aclara el tono de los dientes, dependiendo del caso de cada paciente.

Los resultados son notables y sin riesgo para las piezas dentales. Un Blanqueamiento Dental exitoso debe ser supervisado por un Odontólogo.